1.1. Técnica

Imaginemos que estamos en una época en la que no hay cerillos, ni encendedores, ni energía eléctrica, ni máquinas, solamente están ustedes y la naturaleza a flor de piel,  así se encontraba la especie más antigua del género propiamente humano, el homo habilis que significa hombre habilidoso, el cual se le etiquetó con este nombre debido a que cuando encontraron sus restos, es decir los huesos, con ellos, había también vestigios de piedras talladas que no eran naturales, parecían ser sus herramientas las cuales podría haber utilizado para ayudarse en distintas situaciones cotidianas como comer, cazar o defenderse.

Homo Habilis
La elaboración de utensilios de piedra supone una serie de movimientos finos para manipular, prensar y calcular la fuerza propia, lo que unido a la serie de procesos mentales que se requieren  para este fin, origina una destreza manual que los antecesores del homo habilis no poseían.

 

Herramientas del Homo Habilis
Herramientas del Homo Habilis

De pronto empieza a bajar la temperatura, sientes frío y no puedes ver nada a tu alrededor, ya que la única luz que existe es el resplandor de la luna y el brillo de las estrellas, necesitas buscar refugio y una fuente de calor, pero no hay electricidad y no tienes cerillos ni encendedor, entonces recuerdas que con dos pedazos de madera puedes una fogata.

Aplicas una técnica para encender fuego.

La técnica es un proceso que permite crear medios o acciones para satisfacer necesidades e intereses.

Todo lo que el hombre realiza conlleva una serie de movimientos como el caminar, bañarse, lavarse los dientes, los cuales fueron perfeccionados a través de la práctica diaria, por lo que se le considera únicamente posible en nuestra especie, aunque los animales han desarrollado de igual manera técnicas mucho menos complejas y limitadas que satisfacen estrictamente su instinto de supervivencia, como el cazar en grupo y el de protegerse.

 

Un pensamiento en “1.1. Técnica”

Los comentarios están cerrados.